Monasterio Ecce Homo

Ofrecen sus oraciones y sacrificios en  reparación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento del altar; y  por el respeto de la dignidad del hombre, “para que el hombre refleje el estar creado a imagen y semejanza de Dios, y por todas las víctimas de los atentados contra la dignidad del hombre.” 

         La fundación de las SSVM en este monasterio situado en la diócesis de Roermond en el sur de Holanda, en un pequeño pueblo llamado Valkenburg, surgió a raíz de un pedido por parte de las hermanas Benedictinas del Santísimo Sacramento a nuestro Instituto en el año 2007. Pedían hermanas contemplativas que en el futuro pudiesen hacerse cargo del Monasterio, conservándolo así para la vida religiosa, la diócesis y la Iglesia.
         De este modo llegaron las contemplativas a Valkenburg. La fundación de la comunidad tuvo inicio el 22 de septiembre del 2007. El Monasterio lleva por título “Regina Pacis” desde que fue construido por las hermanas Benedictinas del Santísimo Sacramento durante los años 1957-1958, quienes tienen por carisma la adoración perpetua y la reparación contra las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento del altar.

       Desde su fundación tiene como privilegio el tener a María Santísima por Abadesa, ya que es tradición de todos los monasterios de Benedictinas de adoración Perpetua, lo cual significa también para nosotras un honor y una particular protección.

Holanda (2).JPG

          Después de 4 años de experiencia y de convivencia con nuestras hermanas benedictinas, se realizó una ceremonia de traspaso oficial del monasterio a las SSVM, el 15 de Octubre del 2011.       

         Para esta ceremonia hemos contado con la presencia de nuestro querido fundador, el P. Carlos Miguel Buela, quien desde el inicio quiso esta fundación, sobre todo por la obra de misericordia que por gracia de Dios se lleva a cabo (la de cuidar y velar por nuestras queridas hermanas O.S.B ya ancianas) y animándonos muy particularmente a llevar adelante esta obra.
 

Monasterio Ecce Homo

           Por voluntad de nuestro Fundador se encomendaron dos intenciones de oración a nuestra comunidad: continuar con la intención de oración original de las hermanas Benedictinas del Santísimo Sacramento, es decir rezar en reparación por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento del altar; y rezar por el respeto de la dignidad del hombre, “para que el hombre refleje el estar creado a imagen y semejanza de Dios, y por todas las víctimas de los atentados contra la dignidad del hombre.” 
 

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

Nuestra Co-Patrona: Santa Lidwina

Nacida en Schiedam, Holanda, el 18 de abril de 1380; murió el 14 de abril de 1433. Su padre, de nombre Peter, provenía de una familia noble, mientras que su madre Petronella, nacida en Kethel, Holanda, era una campesina pobre. Ambos eran pobres. Muy temprano en su vida, Santa Lidwina se sintió atraída hacia la Madre de Dios y rezó mucho ante la imagen milagrosa de Nuestra Señora de Schiedam. Durante el invierno del año 1395, Lidwina salió a patinar con sus amigas, una de las cuales la hizo caer sobre un hielo con tanta violencia que se rompió una costilla del costado derecho. Este fue el comienzo de su martirio. Ninguna habilidad médica sirvió para curarla. La gangrena apareció en la herida provocada por la caída y se extendió por todo su cuerpo. Durante años sufrió un dolor que parecía aumentar constantemente. Algunos la miraban con sospecha, como si estuviera bajo la influencia del espíritu maligno. Su pastor, Andries, le trajo una hostia no consagrada, pero el santo la distinguió de inmediato. Pero Dios la recompensó con un maravilloso don de oración y también con visiones. Numerosos milagros ocurrieron al lado de su cama. El célebre predicador y vidente, Wermbold de Roskoop, la visitó después de haberla contemplado en espíritu. El piadoso Arnold de Schoonhoven la trató como a una amiga. Hendrik Mande escribió para su consuelo un piadoso tratado en holandés. Cuando Joannes Busch le trajo esto, él le preguntó qué pensaba de las visiones de Hendrik Mande y ella respondió que venían de Dios. En una visión se le mostró un rosal con las palabras: "Cuando este florezca, tu sufrimiento habrá terminado". En la primavera del año 1433 exclamó: "¡Veo el rosal en plena floración!" Desde los quince hasta los cincuenta y tres, sufrió todos los dolores imaginables; tenía una llaga de la cabeza a los pies y estaba muy demacrada. En la mañana del día de Pascua de 1433, estaba en profunda contemplación y contempló, en una visión, a Cristo acercándose a ella para administrarle el sacramento de la extremaunción. Murió en olor de gran santidad. Inmediatamente su tumba se convirtió en un lugar de peregrinaje, y ya en 1434 se construyó una capilla sobre ella. Joannes Brugmann y Thomas à Kempis relataron la historia de su vida, y la veneración por ella por parte del pueblo aumentó sin cesar. En 1615 sus reliquias fueron transportadas a Bruselas, pero en 1871 fueron devueltas a Schiedam. El 14 de marzo de 1890, León XIII puso la sanción oficial de la Iglesia sobre esa veneración que había existido durante siglos.

Otros apostolados...

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

Además  de rezar y ofrecer sacrificios por las intenciones encomendadas a nuetsro monasterio (reparar por las ofensas cometidas contra el Santísimo Sacramento del altar; y rezar por el respeto de la dignidad del hombre) tenemos otros apostolados :

  • La predica de Ejercicios Espirituales según san Ignacio de Loyola.

  • Acogida de huéspedes.

  • Preparación para la consagración a Maria Santísima.

Se puede visitar la página web del monasterio: http://www.priorijreginapacis.nl/.