Una familia

Familia Religiosa del Verbo Encarnado

           Nos presentamos. Somos una familia, una verdadera familia de sacerdotes, religiosos/as y laicos que nos identificamos bajo un mismo carisma, un espíritu propio y un nombre común, todo ello inspirado por el Espíritu Santo a nuestro Fundador, el Rvdo. Padre Carlos Miguel Buela: somos la FAMILIA RELIGIOSA DEL VERBO ENCARNADO.

         La rama masculina de nuestra Familia Religiosa la constituyen los sacerdotes y hermanos legos del INSTITUTO DEL VERBO ENCARNADO (IVE).

           El 25 de marzo de 1988, Solemnidad de la Encarnación y día en que San Juan Pablo II consagró el mundo al Inmaculado Corazón de María, el P. Carlos Miguel Buela, con la ayuda de varios colaboradores, dio inicio al nuevo Instituto en San Rafael, Argentina. La misión de esta naciente Congregación era (y es) la de inculturar el evangelio para la gloria de Dios y salvación de las almas, y como espiritualidad seguía el misterio de la Encarnación del Verbo. Hoy en día, el IVE cuenta con la rama activa (de misioneros) y con la contemplativa, formadas mayoritariamente por sacerdotes, y también con casas de formación en todo el mundo: Seminarios Menores, Postulantados, Noviciados, Seminarios Mayores y una Casa de Formación para la vida contemplativa en el santuario del Pueyo, España.

            Volvamos a los años ochenta. Por petición de algunas jóvenes que deseaban llevar el mismo estilo de vida religiosa que los sacerdotes del IVE, se fundó el 19 de marzo de 1988, Solemnidad de San José, el INSTITUTO SERVIDORAS DEL SEÑOR Y DE LA VIRGEN DE MATARÁ (SSVM) en el mismo San Rafael. El Instituto de las Servidoras incluye también una rama apostólica y otra contemplativa, esta última en notable crecimiento durante los últimos años. Contamos con Aspirantados para las menores de edad que desean ingresar en el Noviciado una vez que hayan alcanzado la mayoría de edad legal; Postulantados, Noviciados, Estudiantados (o Juniorados) y una Casa de Formación para la vida contemplativa en Italia para las vocaciones a la clausura.    

        Pero aún queda mucho espacio en la casa para quienes se sienten llamados a vivir nuestro carisma y espiritualidad sin ingresar en religión: se trata de la Tercera Orden, la rama laical, compuesta por asociaciones de fieles o seglares (padres y madres de familia, profesionales, jóvenes, etc.) comprometidos con nuestra misión, algunos de ellos con votos privados que los introducen en el estado de consagración laical. Además, consideramos a todos aquellos que Dios ha unido a nosotros por vínculos familiares, de amistad, de solidaridad o de colaboración, como miembros de la Fraternidad del Verbo Encarnado.

        Queremos presentarnos, además de Familia, como núcleo compacto y, al mismo tiempo, multiforme, pues hemos querido asumir la riqueza de la Iglesia y de la cultura de los países en los que misionamos. Ejemplo claro de esto son los ritos bizantino y copto que tanto el IVE como el ISSVM hemos adoptado para la vida litúrgica y pastoral.

  • Instagram - Negro Círculo
  • YouTube - Círculo Negro
  • Facebook - Círculo Negro
Instituto Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará